fbpx

El pulque, bebida por excelencia de los dioses… ¡y los conocedores!

El pulque es una de las bebidas más antiguas que existen, siendo muy apreciada por los grandes pueblos mesoamericanos. Considerado un elixir sagrado porque solo se ocupaba durante los rituales, para las madres que amamantaban y desde luego para los hombres más sabios, los ancianos.

Néctar medicinal, vitamínico, curativo, nutritivo, diurético, quitapenas y hasta mágico, el pulque es por excelencia ¡la bebida de los dioses!

Quien lo ha consumido durante años, afirma que no se enferma del estómago, no sufre agruras ni reflujo, no sabe qué es gastritis ni úlceras. Las madres que amamantan parecen nunca dejar de producir leche y aseguran que es más rica en nutrientes que ayudan a que el bebé no enferme. Es considerado alimento, por lo que al consumirlo quita el hambre y erradica la desnutrición. Aumenta el contenido vitamínico (tiamina, riboflavina y niacina), además de la vitamina C, complejo B y D, minerales, hierro y fósforo, fibra y proteínas. Quien no puede embarazarse se embaraza y quien se embaraza de uno puede lograr dos, tres o más, y si consume constantemente el pulque, ¡hasta gemelos puede tener!

Creencias o no, esta bebida ha sido analizada científicamente por tantos atributos. Se elabora a partir de la fermentación del aguamiel, néctar del maguey. Para que un maguey produzca aguamiel, primeramente, debe estar maduro, posteriormente, se le hace una cavidad que se logra a través del raspado, y días después empezará a producirse. Este proceso tarda entre tres y seis meses. Durante este tiempo, el tlachiquero extrae por medio de la succión el aguamiel, con ayuda de un acocote, para posteriormente vaciarla en una botija y luego en un tinacal donde se fermentará y se convertirá en pulque.

Durante el porfiriato, las haciendas pulqueras alcanzaron su máximo esplendor, pues la producción del pulque se convirtió en una importante actividad económica, tal es así, que dio origen a las famosas pulcatas o pulquerías, que era el lugar perfecto para vender y consumir esta bebida. Se dice que fue tal su éxito, que las pulquerías se multiplicaron tanto, que hasta había casi una por calle. ¡Imposible no conocer y no entrar a una pulquería!

Actualmente las pulcatas ya no existen en tal cantidad, pero si quieres disfrutar de un rico y delicioso pulque te recomiendo que en un fin de semana te des una vuelta al tianguis de TemascalapaAxapusco u Otumba, o en las inmediaciones de las pirámides de Teotihuacán. Ahí encontrarás puestos donde degustar esta magnífica bebida que fue hecha exclusivamente ¡para deleitar a los dioses!

Aguamiel: néctar del maguey.

Tlachiquero: persona que se encarga de extraer el aguamiel.

Acocote: parecido a un gran popote, es un guaje o tipo de calabaza alargada en forma de pepino, que al secarse se le hacen dos agujeros en ambos extremos, para que, por medio de la succión, el tlachiquero pueda obtener el aguamiel.

Botija: especie de vasija.

Tinacal: tina de madera en la que se elabora el pulque.

Autor

Liliana Sánchez Benítez

Comentarios

 63 Personas leyeron este articulo,  1 Visitaron este post hoy.